Garra, el Simio gigante (Buscafieras, Libro 8)

By Adam Blade

El reino de Avantia se ve amenazado por un brujo malvado. Para salvar al reino, Tom deberá enfrentarse a seis Fieras malvadas y recuperar las piezas de los angeles armadura mágica dorada. Su misión le lleva a los angeles Jungla Oscura y a Simio gigante...

Show description

Quick preview of Garra, el Simio gigante (Buscafieras, Libro 8) PDF

Best Fantasy books

The Black Prism (Lightbringer)

From long island instances bestselling writer Brent WeeksTHE BLACK PRISM starts a new action-packed story of magic and experience . .. Guile is the Prism, the main robust guy on the planet. he's excessive priest and emperor, a guy whose strength, wit, and beauty are all that preserves a tenuous peace. but Prisms by no means final, and Guile is aware precisely how lengthy he has left to stay.

Dragongirl (Pern)

With a solid of cherished characters from past Pern novels, Dragongirl is one other triumph for Todd McCaffrey—and a riveting bankruptcy for the Dragonriders of Pern. Young Fiona, rider of the gold queen Talenth, has again with the dragons and riders who fled into the prior to heal their conflict wounds and get ready to struggle anew the risk of Thread.

Casket of Souls (Nightrunner)

The Nightrunners are again during this gripping novel choked with Lynn Flewelling’s trademark motion, intrigue, and richly imagined characters. More than the dissolute noblemen they look like, Alec and Seregil are skillful spies, devoted to serving queen and state. but if they stumble throughout facts of a plot pitting Queen Phoria opposed to Princess Klia, the 2 Nightrunners will locate their loyalties torn as by no means prior to.

The Fresco

The weird occasions which have been occuring around the usa -- unexplained "oddities" tracked by way of Air protection, mysterious disappearances, surprising deaths -- appear to have no concerning Benita Alvarez-Shipton's existence. that's, until eventually the soft-spoken thirty-six-year-old book shop supervisor is approached through a couple of extraterrestrial beings asking her to transmit their message of peace to the powers in Washington.

Additional resources for Garra, el Simio gigante (Buscafieras, Libro 8)

Show sample text content

Pero period demasiado tarde. Tom oyó justo detrás de él el crujir delatador de unas hojas. Miró por encima del hombro, protegiendo al mismo tiempo a Plata con el brazo. los angeles sombra inmensa de los angeles Fiera se extendió por todo el claro. Garra había regresado y volvía a estar en lo alto de los árboles. No había señales de Elena. �Dónde estaría? Tom se puso en tensión al ver que una vez más l. a. cola con l. a. garra volvía a bajar entre las ramas. Se asideó del camino, pero los angeles garra asideó con fuerza a Plata y a Tormenta hacia un lado y Tom los perdió de vista. Esperó que estuvieran bien y se concentró en las ramas, esperando a que l. a. cola volviera a aparecer. De pronto se lanzó hacia él. Tom se agachó, intentando desesperadamente esquivar l. a. peligrosa cola. los angeles Fiera se quedó en los árboles. Lo único que podía ver Tom period su cola. Garra volvió a moverla. Esta vez, Tom se acercó y se agarró a ella con fuerza. —¡Baja, cobarde! —gritó Tom, tirando de los angeles Fiera para intentar conseguir que bajara hasta el suelo. El gran simio se restrictó a levantar los angeles cola, haciendo que Tom saliera volando por los aires. Tom se agarró con todas sus fuerzas a l. a. cola de Garra, que daba latigazos sin parar. los angeles Fiera rugía y saltaba de un árbol a otro. Tom se balanceaba por debajo, con las ramas rasgándole l. a. ropa. Se quedó sin aliento cuando l. a. Fiera lo lanzó contra unos troncos y lo arrastró entre cortinas de enredaderas que le arañaban l. a. cara. Éste period el ultimate. No había manera de escaparse. �Nunca conseguiría salir con vida de l. a. Jungla Oscura! CAPÍTULO five los angeles CAÍDA Tom no podía seguir agarrado durante mucho más tiempo. Su ropa estaba hecha jirones. Tenía los brazos y las piernas llenos de magulladuras. No le quedaba otra opción: tenía que soltarse. Intentando calcular lo mejor que pudo, Tom soltó los angeles cola de los angeles Fiera y cayó entre el mar de enredaderas, dándose golpes contra las ramas al precipitarse. purposeó sujetarse al árbol que tenía más cerca y con los dedos consiguió agarrar una rama y quedarse ahí colgado; sin aliento, pero a salvo. Por encima de él estaba Garra, dándose golpes en el pecho y rugiendo hacia el cielo. Las copas de los árboles se sacudieron. Tom tenía las manos tan entumecidas y llenas de arañazos que casi se suelta de los angeles rama, pero consiguió aferrarse con las piernas al tronco del árbol. Por primera vez vio a Garra por completo, cuando los angeles Fiera empezó a columpiarse de una rama a otra por encima de él. Los extraños desplazamientos del punto dorado que había observado antes en el mapa de Aduro de pronto tenían sentido. Garra llevaba l. a. cota de malla colgada del cuello. Tom se quedó impresionado al verla. l. a. pieza de l. a. armadura brillaba mágicamente. Los eslabones parecían demasiado finos como para ser de steel y a Tom le pareció que estaba hecha de hilos de seda dorada que se entrelazaban formando un diseño que brillaba bajo l. a. luz. De pronto, Garra se internó entre los árboles para volver a lanzarse contra Tom. l. a. Fiera abrió los labios, mostrando sus espantosos colmillos. Tom cogió l. a. espada y luchó con todas sus fuerzas, pero le resultaba prácticamente imposible mantenerse agarrado a los angeles rama y blandir l. a. espada a l. a. vez.

Download PDF sample

Rated 4.38 of 5 – based on 25 votes