La enfermedad y sus metáforas. El sida y sus metáforas.

By Susan Sontag

Este volumen reúne los ensayos, l. a. enfermedad y sus metáforas y El sida y sus metáforas, que siguen ejerciendo una influencia enorme en los angeles reflexión médica y en las vidas de miles de pacientes y cuidadores.

Susan Sontag escribió l. a. enfermedad y sus metáforas en 1978, mientras se trataba de un cáncer. En el libro quiso demostrar cómo los mitos acerca de algunas enfermedades, en especial del cáncer, añaden más dolor al sufrimiento de los pacientes y a menudo los cohíben en los angeles búsqueda de tratamiento adecuado.

Casi una década después, con los angeles irrupción de una nueva enfermedad estigmatizada y transida de incertidumbres y «fantasías punitivas», Sontag escribió El sida y sus metáforas, extendiendo los argumentos del libro anterior a l. a. pandemia de sida.

Reseña:
«Un ensayo luminoso.»
Cristina Peri Rossi

Show description

Quick preview of La enfermedad y sus metáforas. El sida y sus metáforas. PDF

Similar Essays books

How Beautiful It Is And How Easily It Can Be Broken: Essays

No matter if he is on Broadway or on the videos, contemplating a brand new bestseller or revisiting a literary vintage, Daniel Mendelsohn's judgments over the last fifteen years have provoked and dazzled with their deep erudition, disarming emotionality, and tart wit. Now, How attractive it truly is and the way simply it may be damaged demonstrates why he's one in every of our best critics.

Strange Stones: Dispatches from East and West

Jam-packed with unforgettable figures and an unrelenting spirit of experience, unusual Stones is a far-ranging, thought-provoking choice of Peter Hessler’s most sensible reportage—a unbelievable reveal of the robust storytelling, wise cultural perception, and hot humorousness which are the logos of his paintings. over the past decade, as a employees author for the recent Yorker and the writer of 3 books, Peter Hessler has lived in Asia and the USA, writing as either local and an expert outsider in those very varied areas.

The Essential Ginsberg

That includes the mythical and groundbreaking poem “Howl,” this striking quantity showcases a variety of Allen Ginsberg’s poems, songs, essays, letters, journals, and interviews and comprises 16 pages of his own images. one of many Beat Generation’s most famous poets and writers, Allen Ginsberg turned across the world well-known not just for his released works yet for his activities as a human rights activist who championed the sexual revolution, human rights, homosexual liberation, Buddhism and japanese faith, and the disagreement of societal norms—all prior to it turned trendy to take action.

Extra resources for La enfermedad y sus metáforas. El sida y sus metáforas.

Show sample text content

Se fue a lavar las manos diciendo: �¿Por qué no vino usted a verme antes? ». El physician Thomas mira su cena, su mujer no llama a los angeles criada. Haciendo bolitas de miga de pan: �El cáncer», cube, �es cosa rara. Nadie conoce su causa, aunque alguno pretenda que sí; como un asesino al acecho, esperando asestar el golpe. Acecha a las mujeres sin hijos, y a los hombres jubilados; como si les faltara dar salida a su frustrado fuego creativo»... El tuberculoso podía ser un proscrito o un marginado, en cambio l. a. personalidad del canceroso, lisa y condescendientemente, es los angeles de un perdedor. El cáncer de Napoleón, como el de Ulysses S. provide, el de Robert A. Taft o el de Hubert Humphrey, habrían sido reacciones ante los angeles derrota política y las ambiciones truncadas. Y el diagnóstico de los casos de personajes que difícilmente pueden decirse perdedores, como Freud, como Wittgenstein, fue el de terrible castigo por haber reprimido sus instintos toda l. a. vida. (¿Quién se acuerda de que Rimbaud murió de cáncer? ) En cambio los angeles enfermedad que reclamó las vidas de gente como Keats, Poe, Chéjov, Simone Weil, Emily Brontë y Jean Vigo fue tanto una apoteosis como un veredicto de fracaso. 7 En basic, y quizá porque l. a. depresión, tan poco romántica, ha desplazado l. a. notion romántica de melancolía, el cáncer, al contrario de l. a. tuberculosis, es impropio de una personalidad romántica. �Una ocasional vena melancólica —escribía Poe— será siempre inseparable de l. a. perfección de lo bello. » los angeles depresión es los angeles melancolía sin sus encantos, sin su animación ni sus rachas. Hay toda una literatura y una creciente masa de investigaciones, que apoyan los angeles teoría de las causas emocionales del cáncer. No pasa semana sin que algún nuevo artículo anuncie a algún area del gran público los angeles existencia de un vínculo entre el cáncer y los sentimientos de dolor. Se citan investigaciones —casi siempre las mismas— que pretenden demostrar por ejemplo que dos tercios o tres quintos de algunos centenares de pacientes dicen estar deprimidos o insatisfechos de sus vidas, y haber perdido (por muerte, repudio o separación) a un padre, a un amante, a un cónyuge o a un amigo íntimo. Pero es possible que los angeles mayoría de personas sin cáncer también invoque emociones depresivas y traumas del pasado: es lo que se llama los angeles condición humana. En estos casos clínicos es corriente ese lenguaje tan fácil de l. a. desesperación, los angeles insatisfacción y los angeles obsesión por los angeles soledad y las �relaciones» nunca del todo satisfactorias, lenguaje que lleva el sello inconfundible de nuestra cultura de consumo. Es un lenguaje que muchos estadounidenses usan hoy para hablar de sí mismos. * Durante el siglo XIX, las investigaciones de algunos médicos demostraron l. a. relación entre el cáncer y los malestares propios de esa época. Al contrario del canceroso estadounidense genuine, que cube sentirse aislado y solitario desde los angeles niñez, el canceroso victoriano había tenido una vida repleta, agobiada de trabajo y obligaciones y con muchas aflicciones familiares. No se manifestaba descontento de su vida ni especulaba con l. a. calidad de sus satisfacciones ni l. a. posibilidad de hacer �relaciones profundas».

Download PDF sample

Rated 4.96 of 5 – based on 35 votes